RSS
 

Leche, ¿es realmente beneficiosa para la salud?

15 Nov

abuelos leche

Durante años se ha pensado que la leche era un producto alimenticio esencial en la dieta de los seres humanos gracias a su elevado contenido en calcio, así como muchos otros minerales y vitaminas, pero ¿realmente es un producto tan beneficioso para el organismo como se ha creído durante años?  Mucho se está hablando de este tema en los últimos tiempos.

La leche, consumida principalmente en los Estados Unidos de América y muchos países europeos, puede proceder de animales como la vaca, la oveja o la cabra.  Aunque en los últimos tiempos han surgido otras alternativas como la leche de soja, la leche de coco o la leche de almendras, entre otras.

No cabe duda alguna que es la leche de vaca es el tipo de leche más consumido, pudiendo encontrar en el mercado múltiples variedades de leche de vaca (leche baja en grasas, sin lactosa, con ácidos Omega 3 añadidos, etc..

¿Se puede afirmar que la leche es beneficiosa para el organismo?

Hay que señalar que no existe una sola respuesta a esta pregunta.

Que la ingesta habitual resulte beneficiosa para el organismo dependerá principalmente del tipo de persona que la ingiera así como del tipo concreto de leche que se consuma.

Valor nutricional de la leche

La ingesta de un vaso de leche ofrece múltiples vitaminas y minerales al organismo, aunque hay que señalar que ofrecer un valor nutricional concreto de un vaso de leche dependerá del tipo de leche a analizar, ya que no es lo mismo optar por un vaso de leche entera que un vaso de leche baja en grasas.

A grandes rasgos se podría señalar que un vaso de leche entera aporta al organismo 8 gramos de proteínas, 8 gramos de grasas, 13 gramos de carbohidratos y 146 calorías, mientras que un vaso de leche bajo en grasas aporta  8 gramos de proteínas, 0 gramos de grasa, 12 gramos de carbohidratos y 86 calorías.

La leche es un producto rico en calcio, potasio, colina, riboflavina, vitamina D, vitamina A, fosforo, magnesio, vitamina B12 y vitamina B6, por lo que es una importante fuente nutricional para el organismo. El Instituto Nacional de la Salud recomienda la ingesta diaria de al menos 1.000 miligramos de calcio para aquellas personas mayores de 18 años de edad, pudiéndose encontrar unos 306 miligramos de calcio en una taza de leche baja en grasas.

La leche y sus beneficios para la salud

No son pocas las veces que se ha escuchado decir que la leche es buena para los huesos, y ello es debido que se trata de una importante fuente de vitamina D, la cual promueve la absorción del calcio por parte de los huesos, aunque lamentablemente no resulta suficiente como para poder evitar la aparición de problemas de gran gravedad como la osteoporosis.

leche-salud

Varios estudios han determinado que la ingesta de leche resulta beneficiosa para el organismo por diferentes aspectos, ya que la misma se encarga de cuidar el cuerpo. Su consumo ayuda a:

  • Reduce la presión arterial y ayuda a cuidar el corazón
  • Cuida la salud del cerebro gracias a su elevado contenido en antioxidantes
  • Disminuye las probabilidades de sufrir cáncer de mama
  • Contribuye a mejorar la salud ósea y reduce levemente las probabilidades de sufrir osteoporosis
  • Reduce hasta en un 49% las probabilidad de muerte por enfermedad isquémica del corazón en aquellos quienes consumen una cantidad igual a superior a 4069 gramos de potasio al día
  • Gracias a su elevado contenido en vitamina D, la leche promueve la producción de serotonina, mejorando el estado de ánimo, el sueño y el apetito, por lo que es ideal para hacer frente a la depresión
  • Al aportar grandes cantidades de potasio de alta calidad al organismo, ayuda a mantener el peso, promueve la pérdida de peso y estimula el metabolismo
  • Estimula el crecimiento muscular y ayuda a la reparación de los tejidos, además de incrementar la fuerza

Pero, no todo es color de rosa, ya que el consumo de leche no se presenta como una opción ideal para todo el mundo. En los últimos años, se han producido y se siguen produciendo infinidad de casos de alergias a la leche, intolerancias y elevada sensibilidad a la misma.

Se ha demostrado que la tasa de fracturas óseas es mucho más elevada en aquellos países donde se consume leche habitualmente en su dieta, y que las auténticas claves para gozar de una buena salud ósea son la práctica de ejercicio regular y la ingesta de vitamina D, ya que como se mencionaba la misma tiene la misión que promover la absorción del calcio por parte de los huesos.

Además, se ha demostrado que una alta ingesta de potasio y fósforo puede dañar los riñones en personas que no son completamente funcionales, e incluso aumentar el riesgo de sufrir cáncer de próstata si la ingesta de calcio es muy elevada.

Dr. Enrique Galindo Martens

 

Tags:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.